-->

viernes, 20 de abril de 2007

Pseudopodos 3



TEMPESTAD

Harto del nado cuesta arriba
el plomo en los párpados
le separa del enjambre
río abajo
cual densa moneda que escoge
el magnetismo de su peso
a la incertidumbre del paisaje

Con el casco rebasado
los grandes órganos desertan
mientras sobre el resto de la sangre
flota en maderos quebrada
la orden de fecundar
más palabras sin núcleo
en la cima de cada cruz

Y ahora, vino blanco y disoluto
se enrola disuelto sin recipientes
con esta corriente tantas veces negada
vasta procesión de aire
que hace estallar en las venas y patios
el encaje que ata las acciones al mástil.

Sin mas piel o velas que el caudal
en canto rodado afila su primera médula
aguda canción de cuna
en tibias de sirena
inalcanzable vagón turco
cargado en caballos piernas y muslos
para el salmón que salta a tierra

Pero quizás
no es embriaguez o desesperación
lo que empuña al profeta
-el más impasible de los peces-
cuando se arroja por la borda
para entrar a su tormenta.
Música - A Perfect Circle - The Hollow

4 comentarios:

bajamar dijo...

Es un precioso escrito, con particular lenguaje...
En esa orilla el pez hombre anida un sueño mágico...algo de ese realismo mágico me transporta y me eleva. Me encantó

un beso

deborahadaza dijo...

Sus textos Senor son un sueno, y como odio q esta maquina gringa no tenga la egne, jajaja, de verdad leerlo es como saborear pan de angeles y yo creo q cocinan con piedras.

supernovadark dijo...

Excelente manejo de los recursos poéticos! Me encantó !

Anuar Zúñiga Naime dijo...

Maestro, estaba dando un paseo por su bitácora y me encontré con este texto. Maravilloso, que mas puedo decir.
Un abrazo