-->

lunes, 30 de abril de 2007

Pseudópodos 6

SUNSET BOWLING

Nunca supe cómo jugar bolos contra el sol.

Igual y con todo, hago lo mejor que puedo. Todas las tardes, sin que mi esposa lo sepa, bajo hasta la playa con mis mejores zapatillas. En mis manos llevo otra de esas hermosas esferas incompletas a medio camino entre el anillo de bodas y la bala de cañón. Una vez listo en la orilla, respiro como si no hubiera nada en la tierra y calculo mi distancia mientras el sol se enrojece. Entonces, cuando la marea empieza a tocarme los pies, me abalanzo tranco sobre tranco y arrojo lo mejor de mi hambre sobre la superficie del estanque. ¿Seré oído esta vez?


Luego de tres enormes pasos sobre las aguas, aquellas palabras y sus ondas se me van al fondo del sótano como galeones hundidos. Nubes de poca fe que en los bolsillos del mundo irán levantando piedra sobre piedra aquella iglesia sumergida; aquel sagrado misterio de los volcanes que se queman en la entrada del mar. De esto, mis ojos solo ven unos cuantos atolones y alguna que otra trenza verde.


“Lo de siempre”, le digo a mis hijos que no entienden cómo vuelvo todas las noches contento y sin peces. No saben que cada tarde, el sol también se va a pique con su reflejo. Ni que en los zócalos, las devotas rémoras y las ahogadas ratas, - los niños y las mujeres antes que nadie- seguirán confundiendo el atardecer con el brillo de las monedas que los enajenados arrojamos contra las fuentes.
Música - David Gilmour Fat old sun

24 comentarios:

bajamar dijo...

wow! lo dicho, para gracia la tuya...esta vez el atardecer del mar ya no será lo mismo, y es que eso sucede cuando alguien le pone palabras y nombre a un momento primitivo con imágenes tan nitidas y frescas, con tan autentica ternura

ya sospechaba yo que el sol del otro lado debía de salir vestido de corales y de infinitas ideas lanzadas hacia el horizonte fugitivo...

me encantó, muy precioso

un saludo

Pierrot dijo...

Bajamar:

Muchisimas gracias por tan generosas palabras,sobre todo de quien conoce mejor los vaivenes de la marea y que además SI le ha atinado repetidas veces al sol con los versos.

En ese sentido, temo que la unica novedad que he introducido es dar cuenta de un método (talvez un nuevo deporte)para no lograrlo.

Sucede que soy de los que piensan que la poesía también esta hecha de naufragios. !Y que mayor naufragio que el del sol mismo que perseguimos en las horas finales del día!

Gracias por visitar este cuadro, tambien hay que dar cuenta de las buenas noticias.

Saludos desde Lima

Shadow dijo...

Repetiste mis pasos que a diario trato de dar. Alcanzando la hora blanca, aquella cuando el sol alcanza el angulo perfecto para dejar al mar batiendo en un velo de blanco, la espuma parece traspazar sus colores al resto del oceano ke la empuja con fuerza sin parar. Levanto mi cámara, y mis ojos buscan segundos que robar, para con un poco de chispa tratar de mostrar a los duendes de mis baules, lo que mi ventanas lograron sentir cuando el mar alcanzó a golpear.

Saludos

Fabber dijo...

¡Los náufragos solares de cada atardecer saludamos tu himno crepuscular!

Isa dijo...

Monedas que Caronte recoge una a una para cruzar a esos locos bajitos al otro lado del sol. Óbolos del desengaño incendiados de sol.
Un placer disfrutar de tus lúdicas letras.
Saludos.

Pierrot dijo...

Estimado Shadow:

Gracias por su visita. Que bueno que en medio de su paseo por las sombras se da de vez en cuando una temporada frente al sol. Tiene fotos del sunset?? Le comento que hay unas tomadas por la señorita Zoa (http://zoa3.blogspot.com/) que son fantasticas.

Saludos desde Lima y reitero mi gratitud por su visita.

Fabber:
Saludos Comodoro y gracias por su visita.
Le comento que lo del texto tiene poco de himno y de crepuscular espero que menos aùn. Veremos...


Saludos desde Lima


Isa:
¿Que puedo decirle yo a la mujer que encontro como nadie el secreto nexo entre Ñas meninas y el Guernica? Sea bienvenida a las piedras de sopa.

Saludos desde Lima

SALUDOS A TODOS DESDE LIMA

Margot dijo...

Aquí no hay mar, snif, así que yo tiro piedras planas, bien escogidas previamente, y hago ondas en cada laguna o charco que encuentro... pero lo tuyo es mucho mejor!!! tú alcanzas el sol...

Un saludo, Pierrot

Pierrot dijo...

Margot:

Gracias, que talvez tengas razon y alguna cosquilla le hare al sol por ahí.

Y bueno creo que lo dicho vale también para los estanques, las fuentes y los espejos.

Saludos desde Lima

Luis Rivera dijo...

Pierrot, cada tarde el sol se pone por el oeste, hacia el Atlántico, tras las montañas que me rodean y yo le veo maquillar el bosque de rojos insólitos. Es un prodigio verlo como se oyen las campanadas del reloj: cada puesta de sol un día más.

Pierrot dijo...

Luis:

Entre las campanadas, las colinas y aquellos tonos, seguramente ese sol que se retira debe lucir como un volcán benigno que retrae sus rojas cenizas como si llamara a los hijos a cenar.

Gracias por compartirlo conmigo y con nosotros.

Saludos desde Lima

deborahadaza dijo...

hola "nube de poca fe", si das tras pasos y te hundes, que sea y siga siendo en la poesía, si fundas una iglesia que se escuche como la catedral sumergida, si aprendes algo que te sirva para superar esto:"Nunca supe como jugar bolos contra el sol."

Exclente poema. Un abrazo desde la feísima texas, pero que va! si es méxico jajaja, (espero q no me mate ningún gringo)

Persio dijo...

Sunset bowling... Me encanta ese título

Pierrot dijo...

Debora:

Aunque me confieso "neutral" en el tema, hay algo de Pedro en todo esto: el apostol, la piedra, el pescador, el que se hunde en el mar, el que levanta la iglesia y también, debo confesarlo, esta PEDRO PicaPIEDRA (redundante pero claro) jugando bolos de puntillas.

Saludos a la Mexicana, Texas.

Saludos desde Lima

Persio: No sólo es buen titulo. Ha juzgar por las recientes respuestas puede volverse un nuevo deporte.

Saludos desde Lima

galatea dijo...

Me gusta todo esto:
tu poesía, tus metáforas, lo lúdico y surealista y lo oculto, lo que no logro entender y me hace dar un paso atrás... te imagino dando saltitos en ese mar rojo, palpitante, vital... le das vida a ese paisaje.

galatea dijo...

Vuelvo a leer el texto, tu texto... provocas en mi ese deseo terrible de pararme frente a esa fuente infinita y lanzar mis monedas con la esperanza de ser testigo de algo cósmicamente maravilloso.

Agente Artehormiga dijo...

Hola Pierrot:
Gracias por la visita a mi blog y por tus comentarios acerca de mis dibujos.
Me da mucho gusto que mis imágenes evoquen metaforas en alguien que crea tantas imágenes con sus textos.
Saludos desde México.

Pierrot dijo...

Galatea:

Salida de la piedra, comprendes mejor que nadie que cualquier movimiento, incluso el de las pequeñas rocas en el estanque, es un milagro cósmico. Gracias por pasear por este paisaje.

Agente Arte Hormiga:

El honor es mio e inmenso.

(Si el resto lee esto, haganse un favor y visiten su página YAAAAA!!)

Y bueno, sean bienvenidas sus mitologias y sus marabuntas a este jardín. (Eso si, no se levante todo el picnic. El medico me ha pedido que coma más)

Saludos desde Lima

Persio dijo...

Con tu permiso, Pierrot, te hago un link. Y te cojo la imagen del dios egipcio dibujante...
Saludos

Zoa dijo...

Yo, que no puedo estar ni un solo día sin ver el mar, me he emocionado al leer este relato tan tierno!... Por muchas veces que volvamos a la misma playa nunca el lenguaje de las olas nos trae las mismas palabras. No dejes de escribir como lo haces.

Saludos.

Pierrot dijo...

Persio:
Bueno, se agradece el link. Y la foto tomala nomás que hay favores que no le puedo negar a los faunos.

Zoa:
Como dice por ahí, "no es el paisaje sino quien lo observa". Así pues, tu lente no es sólo generosa con los atardeceres - tienes fotos que dan cuenta de ello - sino también con este texto. Gracias por tus palabras y por tus fotos.

Loredana dijo...

qué lindo post!

Pierrot dijo...

Loredana:

Muy amable de tu parte. Se bienvenida

Saludos desde Lima

Amanda dijo...

Cuidado con hacer un pleno, Pierrot... si algún día se nos retrasa por aquí el amanecer... ya sabré dónde buscar al responsable y sus peligrosas aficiones crepusculares.
He disfrutado mucho con esa lluvia de imágenes doradas y nuevas.
Gracias, un saludín.

Pierrot dijo...

Gracias amanda

Bueno, confio en que no hare chuza pero analizandolo bien, pero tomando en cuenta que el sol se hunde talvez alguien si le atina justo justo al final de cada día o quizas del otro lado del oceano hay alguien lanzando monedas de oro, ¿quien sabe?

Saludos desde Lima la nublada