-->

sábado, 12 de enero de 2008

Confesiones 5

En el Ámbar
Parte V – La Cresta del Día
(Donde se producen importantes revelaciones sobre la velocidad del aparato)



Me condujo a una de las esquinas de la habitación. En ella destacaba un cuadro con un atardecer intenso. Al acercarme fui viendo como el óleo presentaba pequeños cambios en la configuración de sus nubes. Sin duda era un excelente efecto de luz, excepto que a medida que me acercaba, la único brillo que existía en la habitación parecía salir exclusivamente de aquel marco que yo imaginaba iluminado. Paso a paso, me acerque con cautela hasta ver que mi respiración empañaba un cristal. Al bajar la mirada, observe como rebasábamos en extrema velocidad, cordilleras, mares, castillos, colinas y ciudades. Por encima, las nubes se deformaban dramáticamente hasta deshacerse o cambiar de curso. Lamenté haber pensado los cuerpos de la cama con el movimiento de los continentes. Si había algo que merecía la palabra orgía era esta yuxtaposición de paisajes. El fondo del cielo en cambio, permanecía congelado en la misma tonalidad anaranjada como si la propia atmósfera del planeta fuera sólo una habitación de ámbar mejor provista que la que desmantelamos camino a Berlín. Volví la vista a Miss pero no sabía qué preguntarle. Como siempre, se me adelantó con una respuesta y una copa.

- No me mire así, que usted "sabe" que estamos en movimiento.

Mire el agua de la copa tratando de ordenar mis ideas. Pero sólo requería algo de imprudencia para lanzar una teoría.

- Entonces, ¿sus "huespedes" no sabían que esto estaba dentro de un avión en movimiento?
- ¿Y? ¿Cual es el problema? Hay cruceros que simulan salir al mar sin salir. Nosotros éramos un avión simulando ser una suite.
- Bueno, pero podrían haber armado esto en tierra?
- No es tan simple
- ¿Para qué necesitan moverse sin saberlo?
- En realidad, estamos en la misma posición. ¿Ve que no hay cambios en el cielo?
- Pero igual, nos estamos moviendo. ¿No es así?
- Si.
Con lentitud dejé la copa en la mesa. Quería constantar que en efecto, mi brazo se movía hasta cierto lugar y que mi mano desplegaba sus dedos para dejar el cristal sobre la madera. Entonces pregunté otra vez.

- ¿A qué velocidad viajamos?
- Mas o menos a 1500 km por hora.
- Igual que…
- …la rotación del planeta. Nosotros sí nos movemos con el día
- Otra vez
- Para un reloj en funcionamiento nosotros estaríamos viajando durante 4 horas. Pero como vamos a la par con la cresta de luz todavía son las 5:55 am. Y, esto fue lo que descubrimos, lo mismo vale para su cuerpo y para todo lo que esta aquí, ¿O cómo cree que luzco así a mis 87 años de edad...Bueno, esta bien, 94 años

- Entonces lo que ofrecían a sus clientes era
- Un espacio de tiempo congelado.
- la habitación Ámbar...los fósiles...

Estaba pensando en voz alta y con poca claridad. Voltee una vez mas a ver el paso fugaz de montañas y reinos. Tenía una pregunta más que hacerle, pero el piso de madera salto contra mi rostro como si fuera el can celoso de una mujer hermosa. Mientras mi vista se nublaba, oí una risita maternal.

12 comentarios:

deborahadaza dijo...

"la habitación Ámbar...los fósiles..."

Da envidia no saber donde abordar ese avion/suite. Ser un fosil incandescente, un ambar vivo que nunca podrá morirse, muy pero muy bien "viaje", viaje en el sentido más pacheco de la palabra, y también en el aventurero.

bajamar dijo...

Que fascinante el viaje...todo, de principio a fin, el cuadro-ventana, la orgía de paisajes, el vuelo que no es vuelo, pero que lo es más, el final que no es final...yo quiero ir a esa suite

me encantó

un gran abrazo y gracias

Sintagma in Blue dijo...

En el fondo, el espacio y el tiempo están dentro de nosotros mismos.

Pierrot dijo...

Debora:

Y sin embargo, un fosil no se desplaza más que en el tiempo...y eso es lo más "siniestro" de todo este asunto.

Bajamar:

Me haces pensar que quizas hay una forma de movilidad vinculada a las cosas que son "diferentes de sí mismas". Para darle vueltas...
Como siempre gracias por tu palabras.

Sintagma:
Cierto, aunque haría incapie en el "Nosotros" en oposición al "Yo mismo".

Gracias a todas por pasar. Dejaré mas entregas de este periplo pronto.

Saludos desde Lima

Té la mà Maria - Reus dijo...

very good blog, congratulations
regard from Catalonia Spain
thank you

Pierrot dijo...

Te_la_ma_marìa_reus

Gracias por su visita

Saludos desde Lima

atenea crisoelefantina dijo...

querido pierrot,
muchisimas gracias por haberte pasado por mi blog, y haber dejado tu mensaje tan bonito y lleno de cariño!
me alegro que te guste mi trabajo... me ha encantado lo que has escrito sobre las páginas vacías de las agendas, que algunos llenamos de cosas ajenas a los "quehaceres"...
muchos besos desde Valencia y un saludo muy fuerte!!!!
gracias de nuevo!

Gabriel dijo...

Excelente y curioso relato. Disfruto de las paradojas, especialmente cuando en ellas interviene el tiempo, esa nada por la que navegamos en el presente continuo, única realidad.
Saludos y gracias por tu visita.

Gabriel

Pd.: con mas tiempo leeré los anteriores capítulos.

Pierrot dijo...

Atenea
Gracias a tí por dejar tu trazo en esta casa. Saludos y exitos!!!

Gabriel
Gracias por tu visita y tus generosas palabras. Y si pues, el esfuerzo detrás de la conquista del tiempo - en realidad el fracaso que tal empresa encierra desde su propio nombre - es de la mayores paradojas posibles.

Saludos a ambos desde Lima

Madame X dijo...

Tras este capítulo, he retrocedido hasta el primero para leerlo todo.

Fascinante historia. Aunque creo que prefiero ser espectadora que viajera de esa suite. Es un viaje demasiado inquietante.

Veamos qué ocurre en el siguiente retazo.

Un saludo.

X

Pierrot dijo...

Madame X

Muchas gracias por su visita. Sientase como en casa y verá que mirar será como viajar.

Saludos desde Lima

la_sombra dijo...

hola tu blog esta muy bueno te felicito
te mando un gran saludo desde medio oriente israel
http://elbohemiodelanoche.blogspot.com/